Black Mirror es mi droga. Soy serieadicto

Como si de un alcohólico anónimo se tratara tengo que confesar que soy serieadicto. Y parte de la culpa de mi adicción es por black mirror. Una serie que me apasiona y de la que tenía pendiente ver el capítulo especial de navidad del año pasado.

He esperado hasta estas navidades y aunque se me ha hecho duro no verlo antes, he de decir que la espera ha merecido la pena.

Para quien no conozca black mirror indicar que no se trata de una serie al uso. Cada capítulo es una historia totalmente independiente. No comparte ni personajes, ni entornos, ni nada entre si. Tan solo lo que su creador Charlie Brooker explicó: “Si la tecnología es una droga -y se siente como tal- entonces, ¿cuales son los efectos secundarios?“. Es decir, te cuenta historias del potencial abuso de las tecnologías y su implantación al exceso en nuestra vida cotidiana. Suena a ciencia ficción pero la realidad es que mucho de lo que plantean en la serie son anhelos de la gente. Tal vez con esta visión pensemos mejor aquello que deseamos.

No se puede contar gran cosa de cada episodio porque sería destriparla pero si un consejo para quien no la haya visto, por favor siéntate con calma, disfruta de un solo capítulo y después reflexiona. Esta es la clave para disfrutar esta serie, reflexionar sobre lo que cuenta y lo que transmite. Y disfruta en el orden que te de la gana; hazte con un capítulo cualquiera y empieza por ese. Te enganchará.

Hace ya tiempo que espero con ansiedad la tercera temporada que lleva tiempo anunciada. Parece que será más larga de lo habitual (3 capítulos por temporada hasta ahora). No tengo claro que el alargarla sea bueno porque tal vez la calidad de los guiones caiga, pero es un riesgo que merece la pena si tan solo un tercio resulta brillante.

Una de las historias contadas ya ha sido adquirida para llevarla al cine. ¿Hay necesidad? La historia ya está contada, está espléndidamente realizada e interpretada. No veo motivo para rehacerla tan solo con una mentalidad de sacar pasta. Eso si, reconozco que el capítulo que ha comprado Robert Downey Jr. es para mi es más complejo y el que más me ha gustado. Todos son geniales pero este es una auténtica obra maestra. Se trata del tercer episodio y ya en su momento la crítica del país decía esto: “Si los dos primeros [episodios] te clavan en la butaca, el tercero, ‘Tu historia completa’, es una obra maestra”

Aquí os dejo en enlace de la wikipedia donde podéis leer el resumen de los episodios de black mirror. Eso si, no os recomiendo leerlo hasta haber visto los episodios y haberlos dejado posar en vuestro cerebro. Merecerá la pena.

Black Mirror

 

 

Compártelo con tus contactos:
Share
Black Mirror es mi droga. Soy serieadicto

BBKLive y otros festivales de verano

Esta semana pasada se ha celebrado la décima edición del festival BBKLive y en mi tercera presencia en el mismo me animo a hacer una valoración sobre él. O más exactamente sobre las consecuencias de un cartel con un artista tan destacado y diferencial como en esta edición. Seguramente esta reflexión sea extrapolable a otros eventos similares.

Este año el cartel podía catalogarse de irregular y aun así se ha colgado el cartel de todo vendido en los 3 días. Sin embargo los que hemos estado ahí dentro no tenemos la sensación de que hubiera la misma gente en todos ellos. ¿Y cómo puede ser esto? Pues simple, mucha gente exclusivamente estaba interesada en ver a la estrella del sábado, Muse. Como se agotaron las entradas de día, se sacaron el abono aunque solamente hayan ido la última jornada, o si han ido otros días no ha sido a disfrutar de un festival, sino a emborracharse y ligar (o intentarlo al menos). Consecuencia, la organización vende un éxito de asistencia y hacen caja a costa de la taquilla de un único grupo, mientras que los aficionados de verdad a estos eventos nos vamos molestos.

No me había ocurrido hasta este BBK y eso que llevo ya varios festivales diversos a mis espaldas pero lo ocurrido en Kobetamendi de esta edición me hace replantearme mis expectativas a futuro.

Habitualmente soy de estos que acude a un macrofestical desde primera hora para escuchar buena música, artistas diferentes, conocer nuevos músicos y ver las diferencias entre el grabado y el directo que aportan muchas bandas; no es ni de lejos lo mismo escuchar a The Cat Empire en disco o hacerlo en el espectacular directo que tienen.

Lo que me ha transmitido esta edición es que gran parte de la afluencia solo busca ver a su grupo (generalmente el más “pinchado en radiofórmulas”), y mientras este llega, están haciendo el imbécil, emborrachándose y molestando en lugar de disfrutar de la programación. Y cuando este llega, encima molestan y protestan al resto de la gente intentando ganar un metro de distancia al escenario.

Mi reflexión por tanto y sugerencia que seguro no será atendida es que en próximas ediciones no se tenga una estrella tan destacada para que realmente se pueda vivir de nuevo la experiencia de un festival, en lugar de la sensación de un concierto único.

No quiero decir con ello que este en contra en este caso de Muse. Todo lo contrario. A su concierto se le pueden poner todos los adjetivos positivos que se quiera. Pero, ¿cuántos recordaremos dentro de unos meses otros conciertos como como el de Future Islands, The Cat Empire, Black Rebels, Vintage Trouble y otros tantos? Seguramente muy pocos lo haremos. Y para mi un festival debería conseguir que cale en los aficionados nuevas bandas y músicas.

Lo mejor para mi sería tener al menos una gran estrella cada día ya que así los grupies se repartirán entre los 3 días. Pero si esto no puede ser ya que entiendo es muy caro, igual es mejor subir más el nivel medio y se baje algo el TOP. De esta manera también se cubrirá el objetivo de que haya más afición a festival y menos niñato.

Si esto no fuera así, me replantearé en el futuro directamente no asistir a estos festivales o hacerlo solamente a festivales mucho más pequeñitos pero también con menos oportunidades de descubrir cosas diferentes a mis gustos habituales.

Para muchos esto que escribo no tendrá sentido pero es lo que siento. Veremos el cartel del año que viene y ya valoraré si compensa sufrir a imbéciles entre buena música.

Cartel BBK Live 2015
Cartel BBK Live 2015

 

Compártelo con tus contactos:
Share
BBKLive y otros festivales de verano

Te quiero Patrick Rothfuss. También te odio

Para quienes no conozcáis a Patrick Rothfuss, deciros que es un escritor que en los últimos tiempos ha escrito dos grandes libros que podríamos resumir (mucho resumen) como obras de fantasía: El nombre del viento y El temor de un hombre sabio.

Estas dos obras pertenecen a una trilogía aun inacabada, Crónica del asesino de reyes, que cuenta la vida de Kvothe, un aventurero, arcanista y músico. Cuenta su vida a través de una narración de 3 días donde él mismo le dicta a un cronista su historia.

Pues bien, quiero a Patrick Rothfuss porque estas dos novelas son de lo mejor del género fantástico que he leído en mucho tiempo y que me ha recuperado las ganas de lectura. Pero también le odio porque llevamos ya 4 largos años esperando al tercer volumen que cierre la historia ¡Y YA NO QUIERO ESPERAR MÁS!

Mientras la legión de fans que deseamos este cierre nos comemos las uñas por la impaciencia, llegó el año pasado a las librerías una nueva obra de este genio, La música del silencio. Se trata de una especie de spin off centrada en Auri, una compañera de Kvothe y uno de los personajes más extraños y misteriosos de la historia original.

Aun no lo he leído por lo que no puedo opinar sobre él pero a pesar de que no quería comprarlo, ya lo tengo en mis manos. Y digo que no quería comprarlo por tener el pensamiento de que es una obra exclusivamente hecha para sacar dinero de todos aquellos que seguimos esperando al final de esta crónica de Kvothe.

Confío en equivocarme en la misma manera que confío que por fin en este 2015 se publique el final de la trilogía.

Por último comentar que desde hace un año la FOX se hizo con los derechos de esta saga para una adaptación a serie de TV. Deseo que si en un año aun no han hecho nada sea porque quieran generar buen material y no monten una serie mierda que destroce las novelas. Hay material para hacer algo grande aunque seguramente también sea caro.

Para quienes habéis leido la obra, ¿qué actor consideráis podría encarnar a Kvothe de manera convincente? Seguro que al verlo leido le habéis asignado una cara de alguien. Aportar propuestas porque la mia no es posible, el difunto River Phoenix creo que hubiera sido una buena elección.

Patrick Rothfuss
Patrick Rothfuss

 

 

Compártelo con tus contactos:
Share
Te quiero Patrick Rothfuss. También te odio