Vender en amazon no es tan bonito

Amazon es actualmente la gran tienda y todo aquel que quiere vender online antes o después se plantea dar el salto y trabajar con ellos. El otro día hablando con un amigo salió el tema de vender en amazon. Él está interesado y me preguntaba cómo había que hacerlo y cómo podía afectarle en su día a día.

Aprovecho la información que le daba a él para contar la parte que amazon nunca te contará cuando vas a empezar con ellos. Solo te dirán lo fácil que es, el gran potencial de clientes que tienen, etc. Vamos, que te poco menos que te vas a hacer rico si vendes en amazon (y puede llegar a ser cierto).

Pues bien, aquí alguna pequeñas píldoras del lado oscuro. Si aceptas vender en amazon estás aceptando algunas cosas que te conviene conocer antes de lanzarte:

Política de devoluciones: los clientes pueden devolver de manera gratuita y por cualquier motivo durante 30 días. Si quieres que este plazo sea de 14 como marca la ley española tienes que redactar muy bien los parámetros de tu cuenta. Casi nadie lo hace. Pero gratis, lo será siempre.

Política de atención al cliente: Cualquier mensaje de cliente tiene que ser respondido en un plazo máximo de 24h. Si tardas más te penalizan. Mentalízate que los sábados y los domingos existen. Que se acabaron los festivos ya que a amazon le da igual; si un cliente te escribe en nochebuena a las 18h tendrás que responderle como tarde el día de navidad a las 17:59 ¡Vaya putada!

Se acabaron los festivos al vender en amazon

Estos son dos aspectos básicos pero no únicos a valorar. Asume que amazon te examinará de manera constante. Tiene unas estadísticas de calidad de servicio muy exigentes que tendrás que cumplir. Si no lo haces te podrán retener el dinero que te deban o incluso llegar a cerrarte la cuenta.

Vale, se que eres un tío muy bueno y no tienes miedo a este examen porque todo lo haces muy bien. Pues ten en cuenta que esto puede no bastarte. Hay uno de esos parámetros que a mi particularmente me encanta. Se llama Reclamaciones bajo la Garantía de la A a la Z. ¿Y por qué me encanta? Pues porque tienes que estar por debajo del 1% y aquí da igual que el cliente tenga o no razón. Un cliente tocapelotas te puede hundir. Transcribo lo que amazon expresamente indica sobre este apartado en uno de sus puntos:

¿Cuentan como defectos las reclamaciones no concedidas o retiradas por el comprador?

Sí, todas las reclamaciones se cuentan como defectos. Dado que Amazon.es valora la experiencia de los clientes y espera que los vendedores asuman sus responsabilidades en materia de resolución de disputas, deseamos tener constancia de cualquier problema que haga que los compradores presenten reclamaciones. A lo largo del tiempo, un vendedor con un número de pedidos suficiente tendrá algunas reclamaciones que considerará injustas. Sin embargo, su número debería de reducirse en comparación con el volumen total de pedidos.

Efectivamente a largo plazo esto puede ser cierto pero mientras no tengas 100 ventas hechas, una sola reclamación te bloquea automáticamente. Y este ratio está directamente ligado a pedidos y no ha facturación. Es decir si vendes cosas de 1.000€ seguramente tengas pocos pedidos pero una incidencia puntual te afecta. Si vendes cosas de 1€ puedes hacer miles de ventas sin reclamación porque nadie protesta por algo de un euro.

Esto son solo algunas píldoras de lo que aceptas si quieres vender en amazon. ¿Te desanima? Es tu decisión simplemente tienes que valorarlo. En mi caso lo tengo claro, me interesa y pongo las medidas para superar estas exigencias. Pero en tu caso valorarlo bien antes de arrancar porque hay condiciones no negociables y que si empiezas tienes que cumplir; no te lances a ciegas porque tiene consecuencias.

Medita y no vayas a ciegas al vender en amazon

 

Compártelo con tus contactos:
Share
Vender en amazon no es tan bonito