De pirómanos y bomberos incendiarios en Cataluña

Que quede claro lo primero mi opinión contraria a saltarse la ley aunque no te guste y la puedas considerar injusta.

Mi absoluta discrepancia (y desprecio) con quien se siente martir, se cree pisoteado por la democracia, pero su actitud desde hace años la pisotea más. Incumplen la ley y no aceptan dialogar ni debatir con quien mantiene una opinión contraria en su parlamento. Niegan a pueblos de “su país” el mismo derecho que exigen para ellos.

Están en su derecho de querer independizar a Cataluña de España, pero tendrán que reconocerle el mismo derecho a quienes no quieran hacerlo. Ahora bien, ambos derechos se tienen que debatir con unas reglas aceptadas por todos. Y hoy en día estas reglas son las leyes y desde hace tiempo están siendo pisoteadas.

Y todo este esperpento que se está gestando desde hace tiempo hoy ha estallado. Que a la nula calidad política de quien debe gobernar a TODOS los que residen en “su país”, se haya respondido como se ha hecho, tan solo deja claro que los que gobiernan en España son igual de incompetentes.

Lo sucedido estos últimos meses era vergonzoso, pero lo que está pasando hoy es además deprimente. ¿Qué pasará mañana? Tras lo ocurrido hoy cualquier cosa es posible y más, porque una actitud represora en exceso y transmitida por las televisiones mundiales levantará simpatías y opiniones favorables hacia un gobierno de Cataluña que no tenía ninguna razón. Ni legal, ni moral.

Está claro que esta situación de posiciones encontradas no tiene una solución fácil, no pretendo decir lo contrario, pero lo que está claro que haber dejado pasar el tiempo como se ha hecho sin hablar, no ha hecho sino derivar en esta locura. Locura donde se ha pretendido apagar un incendio con gasolina.

La votación de hoy era ilegal, pero también era de chiste. Daba igual un resultado a la búlgara porque no tenía ninguna credibilidad; localidades sin urnas, sin un censo claro, con manipulación manifiesta de parte, sin tribunales que puedan recoger los resultados y dar fe de ellos…

Pero los excesos de hoy lo que transmitirán es una sensación de que existe un pueblo reprimido, cuando la realidad es que en ambos lados hay dirigentes que no están capacitados para ocupar los puestos que ocupan; son unos pirómanos echando más gasolina al fuego.

Seguramente si se hubieran tomado la medida “extrema” hace meses de suspender la autonomía hubiera habido show unos días, muchos se habrían puesto colorados, pero seguramente ya se hubiera superado y estuviéramos de nuevo en una situación de normalidad (o casi). Pero llegados al día de hoy, lo que se ha hecho es un despropósito tras otro.

Si hubiera vergüenza política, mañana debería haber dimisiones en bloque de TODOS los políticos de Cataluña, TODO el gobierno de España…

Qué tristeza de país donde todos nosotros hemos llevado al poder a estos pirómanos cuando hemos votado legalmente. Todos nos lo deberíamos hacer mirar.

PD: Acabo de oír en TV a un periodista de The New York Times decir que tras lo ocurrido hoy y como se hecho, se ha pasado de algo irrelevante a nivel internacional, a algo muy relevante. Una dimisión del gobierno mañana igual cambiaba el foco de atención.

Compártelo con tus contactos:
Share
De pirómanos y bomberos incendiarios en Cataluña

Quiniela de pactos II

Ayer ví un debate en la sexta donde se hablaba de caminos hacia posibles pactos. Estaban invitados un miembro de podemos, otro de ciudadanos y uno del PSOE.

Lo que más me sorprendió es la insistencia de podemos en decir que solo hay dos caminos, o gobierna el PP con el apoyo del PSOE, o gobierna el PSOE con el apoyo de Podemos, IU y los independentistas. Me gustó la respuesta ofrecida por Oscar López, el asistente por los socialistas: La primera no es una opción pero existe otra que no se quiere hablar. Una donde podemos no vote con el PP en contra de un gobierno de Sánchez.

En resumen, le estaba diciendo a la cara y claramente al grupo morado que no quieren gobernar con ellos y mucho menos darle todo lo que exigen. Pero que está en su mano el gobierno, que ellos verán si deciden apostar por el cambio o por unas nuevas elecciones donde seguramente la dupla PP-C’s salga favorecida.

Creo que estamos asistiendo a una campaña pre-electoral más que a un intento real de alcanzar pactos. Veremos si acierto o me equivoco, pero sigo pensando que en este proceso tanto el PSOE como C’s están acertando en la estrategia mientras que Podemos y PP están en error tras error.

Compártelo con tus contactos:
Share
Quiniela de pactos II

Quiniela de pactos. Mi porra que no mi deseo

Estos días viendo a todos nuestros políticos hablando (o no) entre ellos me surge la gran duda de quien acabará gobernando. Es época de quinielas sobre posibles pactos y aquí la mía. Espero que haya elecciones pero creo que gobernará el PSOE en solitario aunque con el apoyo en la investidura de varias formaciones.

Veamos si esto es posible. Para ello es simple matemática, tener más votos a favor que en contra. Sumemos:

  • VOTOS en contra seguros los del PP, UPN y Foro Asturias para un total de 123
  • VOTOS a favor seguros son los del propio PSOE y Nueva Canarias: 90

 

A partir de aquí el PSOE necesita conseguir 34 votos positivos extra y uno más por cada negativo extra que surja.

La gran apuesta de Sánchez es conseguir el voto favorable de Ciudadanos. Esto ya le da 40 votos extra. El cómo conseguirlo es lo que a priori parece más complicado pero es mi apuesta; al final el grupo de Rivera votará a favor de la investidura aunque manteniéndose en la oposición. Y lo harán por dos motivos fundamentales:

  1. Dirán que lo hacen por el bien de España y que repetir elecciones no nos lleva a nada
  2. Pero realmente lo harán porque de repetirse elecciones corren el riesgo de que su voto se mueva al PP. Necesitan tiempo de legislatura donde demostrar que realmente son una alternativa a los populares y solo tienen este camino para ello

Balance aquí, 130 a favor, 123 en contra y 97 por posicionarse.

En esta situación el PSOE necesita un guiño a la izquierda para poder vender de verdad un ideario progresista. Aquí es relativamente sencillo sumar otros 3 votos extra: IU (o cómo se llame ahora) y Coalición canaria. Los canarios con que no esté Podemos les basta para apoyarle. Y a IU te lo ganas si prometes una reforma electoral donde el reparto territorial quede minimizado. Ellos dirán que quieren políticas sociales pero la realidad es que por su supervivencia les bastará con que el sistema D’hont se corrija y en estos momentos incluso a los de Ferraz les puede interesar.

Nuevo balance: 133 a favor, 123 en contra y 94 a falta de posicionarse.

¿Y qué harán los nacionalistas? Si el PSOE quiere el voto de ciudadanos tendrá que haber renunciado a su apoyo. Creo que esto derivará en que ERC (9), DiL o antigua CIU (8) y BILDU (2) votarán en su contra. Y creo que además le interesa este voto en contra por salud interna.

Esto deja un balance en los pactos de 133 a favor y 142 en contra. 75 aun por definirse.

Y aquí empieza la clave: cómo conseguir 10 votos entre esos 75 restantes y que el resto se abstenga.

A favor tendrá que ser forzosamente PNV (6). Otro partido que en estos momentos no está nada interesado en nuevas elecciones. Tiene un gran riesgo de pérdida de posiciones hacia Bildu y Podemos por lo que votará a favor. Le costará al PSOE darle algún favor pero lo hará gustoso y ciudadanos no pondrá excesivas pegas.

¿Y los 4 restantes? Pues para mi es Compromis. Vale que se presentaron en coalición con Podemos pero la chulería y actitud de Iglesias no les está convenciendo nada. Además los actuales pactos en Valencia pesan mucho ya que tanto a los socialistas como a lo de Mónica Oltra les va mucho en seguir llevándose bien. Sus 4 parlamentarios dejan al PSOE en mayoría simple a falta de que Iglesias se posicione porque tan solo quedarían por posicionarse los 65 parlamentarios del grupo de podemos.

Lo que harán es impredecible ya que aunque se intente vender como bloque homogéneo no lo son. Siguen ahí dentro los pactos con las mareas gallegas y los catalanes afines a la alcaldesa de Barcelona.

Si votan en contra, tendrán difícil explicar a sus votantes que con su posición han abocado al país a unas nuevas elecciones con altas posibilidades de que el PP vuelva a gobernar. Rajoy seguramente cayese de la cabeza del cartel y esto unido a un suelo electoral firme, y al retorno de votantes de ciudadanos les dejaría muy bien para lograrlo.

Votar a favor tampoco lo harán porque ¿como defender que se alían con ciudadanos?

Por tanto solo les queda la abstención y esto por un solo voto deja a Pedro Sánchez como nuevo presidente. Eso si, en una situación precaria en extremo pero que les deja a muchos contentos porque si esto no ocurre, están políticamente muertos.  Además el secretario actual del PSOE que de tonto tiene poco se asegurará que en el debate de investidura se hable y mucho de medidas sociales y de regeneración política. Justo aquello por lo que surge podemos. ¿Se atreverían a votar en contra de sus políticas? No lo creo… aunque con lo que vemos últimamente cualquier cosa es posible.

Si en campaña electoral Podemos dio una lección a todos y tanto el PSOE de Sánchez como Ciudadanos con Rivera cometieron un montón de errores, ahora me parece todo lo contrario. Podemos con su exigencia de la vicepresidencia, su pataleta por la posición de sus escaños y por sus filtraciones de demanda de ministerios está perdiendo el valor que pretendían tener: no ser casta que solo busca puestos. Es justo lo que ellos están haciendo en las últimas semanas. Si tras esto, votasen en contra de un gobierno reformista encabezado por el PSOE correrían el riesgo de  que en nuevas elecciones votantes que han recibido de los socialistas, volviesen a su origen.

Creo que a esto está jugando Pedro Sánchez. Obligar a podemos a facilitarle gobernar sin darle directamente el apoyo, o irse a nuevas elecciones donde argumentar constantemente que Podemos e Iglesias son los culpables de que no existe gobierno progresista.

Pactos electorales basados en la necesidad y el miedo
Pactos post electorales

Pero esto es solo mi quiniela, que no mi deseo. Como decía Jordi Évole en el hormiguero el otro día deseo elecciones nuevas donde seguramente los resultados serán parecidos a estas pero donde los partidos deberían dejar claro que piensan hacer desde la perspectiva política de pactos. Es decir, que exista un punto de legitimidad mayor a los pactos que se den posteriormente. Ahora mismo cualquier pacto será mal visto por muchos votantes.

 

Compártelo con tus contactos:
Share
Quiniela de pactos. Mi porra que no mi deseo