Inmigración, remordimientos, lástima y desmemoria

En los últimos meses se ha elevado a fenómeno de masas la gran crisis de inmigración existente. Los problemas políticos y sociales en muchos países cercanos a la vieja europa están llevando a la población siria o afgana entre otras a buscar refugio en nuestro viejo continente.

Esto lleva sucediendo desde hace mucho tiempo pero se hizo popular en los medios a raíz de la famosa foto del niño muerto en la playa. Y digo niño muerto porque ¿quién se acuerda ya de su nombre? Todos sentimos lástima y grandes remordimientos porque alguien tuviera que arriesgar su vida para intentar mejorarla en calidad. Esta lástima derivó en remordimientos donde todos nos echamos las manos a la cabeza y en nuestro fuero internos exigíamos a nuestros políticos y sociedad en general que ayudase para que esto no pasara de nuevo.

Pues bien, unos meses después la desmemoria se ha impuesto. Ni los políticos han actuado como deberían, ni la sociedad hemos continuado en una exigencia de resolución de los problemas.

¿Y cuál es la consecuencia de este hecho? Pues muy simple, todos los días sigue muriendo gente y de vez en cuando aparece en los medios como ocurrió en esta semana cuando de nuevo otros niños pequeños perecían al intentar llegar a nuestro paraíso de mierda que es la vieja europa.

A todos debería darnos vergüenza. Nos pasamos el día discutiendo por chorradas mientras gente muy cerca de nosotros está MURIENDO. Y los que no lo hacen, tan solo tienen la posibilidad de sobrevivir en unas condiciones lamentables.

Qué pena de sociedad la nuestra. Me encantaría bajarme de ella pero como no puedo hacerlo, ¿cómo podemos cambiarla para hacerla de verdad solidaria? Temo que es imposible en una sociedad egoísta como la nuestra donde solo el “nosotros” o el “yo” es lo que cuenta. El “otros” es algo que siendo sinceros, nos da igual. Echamos la lagrimita cuando algo malo pasa pero poca gente de verdad se remanga para ayudar y buscar soluciones.

Aspiro a que estos políticos nuestros en sus debates absurdos para ver quien coge el poder, hablase de estos temas. Pensar en el cómo “ayudar y resolver”, y no tanto en el cómo repartirse el poder. ¿Para que lo quieren si cuando lo tienen permiten que ocurran tragedias todos los días?

El olvido por la tragedia de la inmigración
El olvido por la tragedia de la inmigración

PD: El niño se llamaba Aylan Kurdi. tenía 3 años

Compártelo con tus contactos:
Share
Inmigración, remordimientos, lástima y desmemoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *