La necesidad del cambio

Tras cinco años dirigiendo una empresa, en mi cabeza apareció otra vez la necesidad del cambio. Una necesidad que puede surgir por múltiples razones. Por tener la sensación de que te ves atascado profesionalmente, porque piensas que ya no das lo mejor de ti en el trabajo, o por cualquier otra circunstancia.

Pero lo cierto es que cuando sonaba el despertador por la mañana ya no me levantaba con la ilusión de ir a la oficina. Y quien me conoce sabe que para mi es imprescindible estar totalmente comprometido en lo que hago. Y esto ya no era así. Por esto tomé la decisión de dar un giro a mi vida profesional.

Ya en el pasado había cambiado de trabajo pero siendo totalmente sinceros, nunca había sido tan complicado decidirlo. Tenía un buen trabajo. Gestionaba una empresa con un grandísimo equipo humano tanto en lo profesional como en lo personal. La empresa seguía creciendo y las cifras del negocio eran buenas. Y encima, los clientes y proveedores con quienes estaba trabajando nos valoraban y confiaban plenamente en nosotros.

Vamos, que todo rodado y con viento a favor. Sin embargo, no me sentía pleno. Y esta sensación me obligaba a ser sincero conmigo mismo, con mis accionistas y con el equipo. ¿Se puede dirigir y motivar a un equipo cuando no vas al trabajo con la máxima ilusión y compromiso? Yo creo que no. O al menos no es mi manera de trabajar y por esto la decisión del cambio.

Y un cambio arriesgado porque una vez más en mi vida afronto un cambio radical. Nuevo sector, nuevo modelo, nueva ciudad… ¿Estaré capacitado para este reto? ¿Sabré hacerlo? No lo se. Pero como dijo alguien una vez, si te ofrecen algo nuevo que puedes no saber hacer, di que si y aprende.

Y en ello estoy desde hace una semana. Afrontando un proyecto nuevo que estoy seguro será novedoso en el sector B2B online que seamos realista, es el gran olvidado de Internet.

Espero poder contar más próximamente de esta aventura nueva. Pero lo que es seguro, es que de nuevo me levanto con ilusión cuando suena el despertador por la mañana.

Compártelo con tus contactos:
Share
La necesidad del cambio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *