Semana de mierda

Hay  momentos en la vida de todos que parece que todo sonríe. Yo estaba en uno de esos momentos. Profesionalmente todo va bien y con muy bonitas expectativas de futuro. En lo personal no me puedo quejar de nada.

Esta semana había empezado maravillosamente el lunes 18 donde pude disfrutar de un almuerzo con una gran persona. Ese mismo día pude comer con una mujer a la que admiro profundamente. Pero todo se torció radicalmente el miércoles 20 a las 9am y empeoró aun más a última hora del jueves para convertir esta semana sin duda en una de las peores de mi vida.

Aun así, confío en que solo sea un revés y tras lo que supone una semana de mierda absoluta que había empezado bien, vuelva a encauzarse hacía el positivismo que últimamente me rodeaba.

Tan solo tenía la necesidad de desahogarme.

Compártelo con tus contactos:
Share
Minientrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *