Agosto, vacaciones y el punto y aparte en el trabajo

Agosto es el mes de vacaciones por excelencia. Todo el mundo se va a descansar y relajarse poniendo fin a un año de agotamiento y estrés.

Y este descanso que seguro es muy merecido hace que un país como el nuestro prácticamente se paralice.

Yo soy de los que en este mes trabajo y lo hago a gusto porque el nivel de tensión y estrés baja, se trabaja a gusto en la oficina, hay menos gente que te interrumpe y fruto de ello, se rinde mucho más.

Es un mes para preparar el final de año que vendrá cargado de oportunidades y proyectos. Un mes para reordenar ideas, revisar procesos y optimizar recursos.

Un mes en el que en definitiva da gusto trabajar. Esta es mi opinión y no entiendo como muchas empresas de este país siguen cerrando el mes por vacaciones. Lo entiendo para empresas de hasta 3-4 trabajadores pero que hoy en día esto sigan haciéndolo empresas medianas de más de 10 empleados me parece una pérdida de oportunidad, una pérdida de servicio al cliente y un cierto grado de maltrato al empleado ya que le obligan a parar todo un mes cuando igual para él no sería lo conveniente.

Esto es simplemente mi opinión pero sirva esto como ejemplo: estoy mirando piso para comprar y alguna inmobiliaria me dice que si alguno de los que veo me interesa, hacemos los papeles en septiembre. A la vez y en las visitas, los dueños de los pisos te dicen que o se hace en agosto, o que en septiembre alquilarán el piso. Un buen ejemplo de cómo alguna inmobiliaria está perdiendo negocio, se lo dicen en la cara y aun así se mantienen en su postura. Luego cerrarán porque no tienen ventas o protestarán porque los clientes usemos cada vez menos sus servicios y contactemos directamente con propietarios a través de portales web.

agosto, abierto por vacaciones

Compártelo con tus contactos:
Share
Agosto, vacaciones y el punto y aparte en el trabajo