Quiniela de pactos. Mi porra que no mi deseo

Estos días viendo a todos nuestros políticos hablando (o no) entre ellos me surge la gran duda de quien acabará gobernando. Es época de quinielas sobre posibles pactos y aquí la mía. Espero que haya elecciones pero creo que gobernará el PSOE en solitario aunque con el apoyo en la investidura de varias formaciones.

Veamos si esto es posible. Para ello es simple matemática, tener más votos a favor que en contra. Sumemos:

  • VOTOS en contra seguros los del PP, UPN y Foro Asturias para un total de 123
  • VOTOS a favor seguros son los del propio PSOE y Nueva Canarias: 90

 

A partir de aquí el PSOE necesita conseguir 34 votos positivos extra y uno más por cada negativo extra que surja.

La gran apuesta de Sánchez es conseguir el voto favorable de Ciudadanos. Esto ya le da 40 votos extra. El cómo conseguirlo es lo que a priori parece más complicado pero es mi apuesta; al final el grupo de Rivera votará a favor de la investidura aunque manteniéndose en la oposición. Y lo harán por dos motivos fundamentales:

  1. Dirán que lo hacen por el bien de España y que repetir elecciones no nos lleva a nada
  2. Pero realmente lo harán porque de repetirse elecciones corren el riesgo de que su voto se mueva al PP. Necesitan tiempo de legislatura donde demostrar que realmente son una alternativa a los populares y solo tienen este camino para ello

Balance aquí, 130 a favor, 123 en contra y 97 por posicionarse.

En esta situación el PSOE necesita un guiño a la izquierda para poder vender de verdad un ideario progresista. Aquí es relativamente sencillo sumar otros 3 votos extra: IU (o cómo se llame ahora) y Coalición canaria. Los canarios con que no esté Podemos les basta para apoyarle. Y a IU te lo ganas si prometes una reforma electoral donde el reparto territorial quede minimizado. Ellos dirán que quieren políticas sociales pero la realidad es que por su supervivencia les bastará con que el sistema D’hont se corrija y en estos momentos incluso a los de Ferraz les puede interesar.

Nuevo balance: 133 a favor, 123 en contra y 94 a falta de posicionarse.

¿Y qué harán los nacionalistas? Si el PSOE quiere el voto de ciudadanos tendrá que haber renunciado a su apoyo. Creo que esto derivará en que ERC (9), DiL o antigua CIU (8) y BILDU (2) votarán en su contra. Y creo que además le interesa este voto en contra por salud interna.

Esto deja un balance en los pactos de 133 a favor y 142 en contra. 75 aun por definirse.

Y aquí empieza la clave: cómo conseguir 10 votos entre esos 75 restantes y que el resto se abstenga.

A favor tendrá que ser forzosamente PNV (6). Otro partido que en estos momentos no está nada interesado en nuevas elecciones. Tiene un gran riesgo de pérdida de posiciones hacia Bildu y Podemos por lo que votará a favor. Le costará al PSOE darle algún favor pero lo hará gustoso y ciudadanos no pondrá excesivas pegas.

¿Y los 4 restantes? Pues para mi es Compromis. Vale que se presentaron en coalición con Podemos pero la chulería y actitud de Iglesias no les está convenciendo nada. Además los actuales pactos en Valencia pesan mucho ya que tanto a los socialistas como a lo de Mónica Oltra les va mucho en seguir llevándose bien. Sus 4 parlamentarios dejan al PSOE en mayoría simple a falta de que Iglesias se posicione porque tan solo quedarían por posicionarse los 65 parlamentarios del grupo de podemos.

Lo que harán es impredecible ya que aunque se intente vender como bloque homogéneo no lo son. Siguen ahí dentro los pactos con las mareas gallegas y los catalanes afines a la alcaldesa de Barcelona.

Si votan en contra, tendrán difícil explicar a sus votantes que con su posición han abocado al país a unas nuevas elecciones con altas posibilidades de que el PP vuelva a gobernar. Rajoy seguramente cayese de la cabeza del cartel y esto unido a un suelo electoral firme, y al retorno de votantes de ciudadanos les dejaría muy bien para lograrlo.

Votar a favor tampoco lo harán porque ¿como defender que se alían con ciudadanos?

Por tanto solo les queda la abstención y esto por un solo voto deja a Pedro Sánchez como nuevo presidente. Eso si, en una situación precaria en extremo pero que les deja a muchos contentos porque si esto no ocurre, están políticamente muertos.  Además el secretario actual del PSOE que de tonto tiene poco se asegurará que en el debate de investidura se hable y mucho de medidas sociales y de regeneración política. Justo aquello por lo que surge podemos. ¿Se atreverían a votar en contra de sus políticas? No lo creo… aunque con lo que vemos últimamente cualquier cosa es posible.

Si en campaña electoral Podemos dio una lección a todos y tanto el PSOE de Sánchez como Ciudadanos con Rivera cometieron un montón de errores, ahora me parece todo lo contrario. Podemos con su exigencia de la vicepresidencia, su pataleta por la posición de sus escaños y por sus filtraciones de demanda de ministerios está perdiendo el valor que pretendían tener: no ser casta que solo busca puestos. Es justo lo que ellos están haciendo en las últimas semanas. Si tras esto, votasen en contra de un gobierno reformista encabezado por el PSOE correrían el riesgo de  que en nuevas elecciones votantes que han recibido de los socialistas, volviesen a su origen.

Creo que a esto está jugando Pedro Sánchez. Obligar a podemos a facilitarle gobernar sin darle directamente el apoyo, o irse a nuevas elecciones donde argumentar constantemente que Podemos e Iglesias son los culpables de que no existe gobierno progresista.

Pactos electorales basados en la necesidad y el miedo
Pactos post electorales

Pero esto es solo mi quiniela, que no mi deseo. Como decía Jordi Évole en el hormiguero el otro día deseo elecciones nuevas donde seguramente los resultados serán parecidos a estas pero donde los partidos deberían dejar claro que piensan hacer desde la perspectiva política de pactos. Es decir, que exista un punto de legitimidad mayor a los pactos que se den posteriormente. Ahora mismo cualquier pacto será mal visto por muchos votantes.

 

Compártelo con tus contactos:
Share
Quiniela de pactos. Mi porra que no mi deseo

Política de izquierdas y de derechas

La visión tradicional de la política en el concepto de izquierda y derecha parece que llega a su fin. Lo proclama Pablo Iglesias, líder de podemos, y yo no quería creérmelo. Y no lo quería hacer porque mi cerebro se plantea que si esto no existe, algo tendría que tener yo en común con el ideario del PP y no hay nada que me genere más repelús.

Pues bien, ayer leí que Albert Rivera ha sido militante pepero durante años: “el actual presidente de Ciudadanos  es de derechas” y esto ha hecho que me replantee conceptos.

Este joven político tiene un discurso fácil, una capacidad dialéctica brillante, tiene formación, tiene actitud, aptitud y sobre todo tiene COHERENCIA. Llevo mucho tiempo escuchándole y si bien hay algunas cosas que no comparto con él para nada, al menos tengo que reconocerle que todo lo que plantea lo hace argumentado de manera coherente. Hasta la fecha plantea cosas con sentido, con una valoración económica adjunta y no se contradice a si mismo.

Este concepto de coherencia es lo que yo hoy por hoy demando en la política y en los políticos. Y esta coherencia, discurso y programa es algo que brilla por su ausencia en todos los defensores de la política de izquierda Vs derecha – PP Vs PSOE -.

En los últimos días estamos asistiendo al esperpento del PSOE nacional y del PSE Alavés. Día tras día se contradicen, que si expulsamos a imputados, que si lo haremos cuando lo sean por delito. Que quitamos a Tomás porque tiene el partido “con descrédito” pero en Álava no hacen nada cuando lo de aquí si es para mirarlo.

Pues si, el partido socialista en Álava pasará a los anales de la historia como uno de los mayores cortijos familiares que se recuerden. Pasamos de Txarli Prieto y Patxi Lazcoz repartiendose su tarta, a que estos se vayan pero ubiquen a sus parejas en sus respectivos lugares. ¡Y de qué manera las ponen! porque menos limpieza ha habido de todo. Y luego como a la pareja “Txarli y Cristina”, el ex-alcalde Lazcoz ya no les cae bien, hacen lo imposible para cargarse a Maite Berrocal, actual candidata socialista a la vez que pareja de Patxi.

Eso si ni en Álava ni en Madrid aun nadie ha contado qué plantea ese partido de izquierdas para salir de la crisis, para mejorar y pagar la cobertura social y la educación, etc, etc.

Si nos vamos al otro lado, a la derecha copada por el PP nos encontramos algo radicalmente diferente a lo del PSOE pero con las mismas consecuencias. Ahí está todo plagado de corrupción pero al menos y salvo alguna “esperanza” despistada todos van a una y por el mismo camino.

Eso si, ese camino no es el de los ciudadanos; tan solo es un camino para sobrevivir y perpetuarse. Ideas y proyectos para mejorar esta sociedad, NINGUNA, tan solo como privatizar lo público para dárselo a mis amiguetes.

En mi opinión los representantes políticos electos están para gestionar lo público y no para privatizarlo. Si no lo sabes gestionar o no lo quieres hacer, VETE, pero no lo vendas ya que no es tuyo.

Conclusión, visto que ni la derecha ni la izquierda ofrecen nada por lo que votarles, uno mira a otros frentes. En mi caso actualmente me seduce el planteamiento de ciudadanos y que yo sinceramente no me atrevo a definir como de izquierdas ni de derechas. Sencillamente me parece que en un 80% de lo que dicen y proponen es de sentido común y asumible perfectamente por cualquiera.

Y esto es más de lo que uno puede esperar. Que haya cosas que no comparto está dentro de lo lógico y normal. Es más, se agradece para tener algo sobre lo que poder debatir.

Bienvenido Albert  y la mejor de las suertes a Ciudadanos. Creo que lo merecen aunque ahora se les acuse de “derechistas” o “catalanistas”.

Crisis en los partidos políticos tradicionales
Crisis en los partidos políticos tradicionales. www-e-faro.info
Compártelo con tus contactos:
Share
Política de izquierdas y de derechas

Populismo, siglas y malas soluciones

Hoy se celebran elecciones en Grecia y si todo va como predicen las encuestas, ganará el partido Syriza.

Sinceramente yo tengo pánico de ese resultado y eso que Grecia ni me va ni me viene. Y digo pánico porque si efectivamente ganan hay dos posibilidades y las dos me parecen igual de malas:

  1. Ganan y gobiernan
  2. Ganan pero no consiguen formar gobierno

La primera me parece mala porque cuentan con un programa totalmente irrealizable pero que de ponerlo en marcha seguro nos salpicará a todos y tendremos consecuencias caras de pagar.

La segunda peor porque si no consiguen gobernar será más pólvora la que obtendrán otras formaciones igualmente populistas que proliferan en Europa y sobre todo, al Podemos español.

Alguno igual piensa que exagero pero os mi imaginación (escasa habitualmente) me presenta a Pablo Iglesias dando discursos constantes tipo “la casta se alía para perpetuarse en el poder en contra de la decisión del pueblo”, o mensajes similares ante esa hipotética situación. Y como en este país tenemos un punto borreguil importante, a darles más votos para que lleguen a la mayoría absoluta y no tengan necesidad de pactos con nadie.

Y esa posibilidad me produce pánico.

Eso si, esa derivada y la evolución que Podemos en España viene manifestando la tenemos bien merecida. Y la tenemos porque algo hay que reconocerles y es que han diagnosticado correctamente el problema (o los problemas). La ciudadanía estamos hasta los cojones de como los políticos al mando gestionan lo público. Y creo que también aciertan al decir que el debate de izquierdas y derechas está ya superado. Y esto lo digo yo que soy claramente izquierdista, pero también considero que por encima de todo debe aplicar el sentido común y que algunos planteamientos que puede hacer la derecha pueden tener sentido.

O cómo no lo gestionan porque:

  1. El PP no gestiona lo público sino que lo privatiza y esto va en contra totalmente  de mis principios y del bien común en el medio plazo. Ejemplo es que privatizamos telefónica y endesa hace años y ahora tenemos la energía y las telecomunicaciones más caras de toda europa.
  2. El PSOE no piensa en lo público sino en su ombligo. Y desde la elección del guapetón aun más. El YO se ha impuesto totalmente y no hay nada peor que esto. Y pensaba que no había nada peor que Rubalcaba pero me equivoqué.
  3. IU solo tiene en su mente el no desaparecer y hará cualquier cosa por mantener su mini cuota.
  4. UPyD tiene un cáncer con su lideresa que antepone su presencia por encima de un programa. Un amigo (@camposarteche) la definió como “tengo mis principios pero si no te gustan tengo otros”
  5. Los nacionalismos de PNV o CIU están en debates irreales de nacionalismos caducos cuando vivimos ya en un mundo global donde las banderas cada vez tienen menos sentido.

En resumen, ese populismo a base de haber realizado un buen diagnóstico se está haciendo con potenciales votos de cada vez más gente. La pena es que las soluciones que ofrecen me parecen que nos hundirán aun más.

Imagen Populismo (1).jpg con fuente la wikipedia bajo licencia fair use

 

Sinceramente necesitamos en toda europa políticos serios más allá de ideologías. Políticos que apliquen eso tan complejo que es el sentido común. Que destinen los recursos a mejorar la vida de la ciudadanía, que no tiren el dinero a la basura, etc.

Otro amigo decía y con razón que prefiere un político que roba a uno que despilfarra. Si roba puedo acabar recuperándolo pero si despilfarra ni lo recupero y encima tengo gastos extra para mantener las “faraonadas” que nos hayan construido. Ejemplos de estos tenemos en casi todas las ciudades y pueblos de nuestra geografía. En Vitoria ejemplos como el ARTIUM o el Iradier Arena son dos buenas muestras pero tenemos muchos más (y algunas que afortunadamente no acabaron haciéndose).

Aun no he escuchado públicamente a ningún político de ningún signo decir que van a hacer realmente con los problemas reales que tenemos. Pongo un ejemplo para esto: no me sirve ver a un político, cargo público o aspirante a ello enfrentado a la policía ante un desahucio. Quiero a ese político legislando para que no haya más desahucios. Lo quiero negociando con los bancos soluciones. Lo primero es buscar una foto fácil que no aporta soluciones. Lo segundo no te da la foto pero si conseguirá el objetivo de pararlos.

En fin, cojamos el diagnóstico de los populistas que esto lo han hecho bien, y busquemos soluciones realistas y factibles. Aquí es donde todos fallan. Olvidemos las siglas, y pensemos en los ciudadanos. ¿Es tan difícil?

Volviendo la inicio de este post y de las elecciones de Grecia. Igual lo mejor es que los populistas ganen y gobiernen. Igual les entra el sentido común y como tienen bien diagnosticados los problemas, igual les da por aplicar soluciones viables aun incumpliendo su programa. Cualquier otra alternativa me da pánico.

PD: En España si me parece que hay una formación política que aparentemente tiene un buen diagnostico y que plantea soluciones coherentes. Hay varias cosas varias que no comparto con ellos, pero desde que los oigo son los únicos que a todos sus planteamientos los acompañan de un razonamiento bien argumentado y que en el tiempo se mantiene. No los he escuchado aun cambiar de opinión a base de encuesta. Ahora bien, ¿podrá crecer lo suficiente para aplicar el sentido común. Le deseo gran crecimiento a ciudadanos y su líder @Albert_Rivera aunque también deseo que se mantengan lejos de Rosa Diez porque esto sería en mi humilde opinión una gran cagada. Seguir leyendo “Populismo, siglas y malas soluciones”

Compártelo con tus contactos:
Share
Populismo, siglas y malas soluciones