Quiniela de pactos. Mi porra que no mi deseo

Estos días viendo a todos nuestros políticos hablando (o no) entre ellos me surge la gran duda de quien acabará gobernando. Es época de quinielas sobre posibles pactos y aquí la mía. Espero que haya elecciones pero creo que gobernará el PSOE en solitario aunque con el apoyo en la investidura de varias formaciones.

Veamos si esto es posible. Para ello es simple matemática, tener más votos a favor que en contra. Sumemos:

  • VOTOS en contra seguros los del PP, UPN y Foro Asturias para un total de 123
  • VOTOS a favor seguros son los del propio PSOE y Nueva Canarias: 90

 

A partir de aquí el PSOE necesita conseguir 34 votos positivos extra y uno más por cada negativo extra que surja.

La gran apuesta de Sánchez es conseguir el voto favorable de Ciudadanos. Esto ya le da 40 votos extra. El cómo conseguirlo es lo que a priori parece más complicado pero es mi apuesta; al final el grupo de Rivera votará a favor de la investidura aunque manteniéndose en la oposición. Y lo harán por dos motivos fundamentales:

  1. Dirán que lo hacen por el bien de España y que repetir elecciones no nos lleva a nada
  2. Pero realmente lo harán porque de repetirse elecciones corren el riesgo de que su voto se mueva al PP. Necesitan tiempo de legislatura donde demostrar que realmente son una alternativa a los populares y solo tienen este camino para ello

Balance aquí, 130 a favor, 123 en contra y 97 por posicionarse.

En esta situación el PSOE necesita un guiño a la izquierda para poder vender de verdad un ideario progresista. Aquí es relativamente sencillo sumar otros 3 votos extra: IU (o cómo se llame ahora) y Coalición canaria. Los canarios con que no esté Podemos les basta para apoyarle. Y a IU te lo ganas si prometes una reforma electoral donde el reparto territorial quede minimizado. Ellos dirán que quieren políticas sociales pero la realidad es que por su supervivencia les bastará con que el sistema D’hont se corrija y en estos momentos incluso a los de Ferraz les puede interesar.

Nuevo balance: 133 a favor, 123 en contra y 94 a falta de posicionarse.

¿Y qué harán los nacionalistas? Si el PSOE quiere el voto de ciudadanos tendrá que haber renunciado a su apoyo. Creo que esto derivará en que ERC (9), DiL o antigua CIU (8) y BILDU (2) votarán en su contra. Y creo que además le interesa este voto en contra por salud interna.

Esto deja un balance en los pactos de 133 a favor y 142 en contra. 75 aun por definirse.

Y aquí empieza la clave: cómo conseguir 10 votos entre esos 75 restantes y que el resto se abstenga.

A favor tendrá que ser forzosamente PNV (6). Otro partido que en estos momentos no está nada interesado en nuevas elecciones. Tiene un gran riesgo de pérdida de posiciones hacia Bildu y Podemos por lo que votará a favor. Le costará al PSOE darle algún favor pero lo hará gustoso y ciudadanos no pondrá excesivas pegas.

¿Y los 4 restantes? Pues para mi es Compromis. Vale que se presentaron en coalición con Podemos pero la chulería y actitud de Iglesias no les está convenciendo nada. Además los actuales pactos en Valencia pesan mucho ya que tanto a los socialistas como a lo de Mónica Oltra les va mucho en seguir llevándose bien. Sus 4 parlamentarios dejan al PSOE en mayoría simple a falta de que Iglesias se posicione porque tan solo quedarían por posicionarse los 65 parlamentarios del grupo de podemos.

Lo que harán es impredecible ya que aunque se intente vender como bloque homogéneo no lo son. Siguen ahí dentro los pactos con las mareas gallegas y los catalanes afines a la alcaldesa de Barcelona.

Si votan en contra, tendrán difícil explicar a sus votantes que con su posición han abocado al país a unas nuevas elecciones con altas posibilidades de que el PP vuelva a gobernar. Rajoy seguramente cayese de la cabeza del cartel y esto unido a un suelo electoral firme, y al retorno de votantes de ciudadanos les dejaría muy bien para lograrlo.

Votar a favor tampoco lo harán porque ¿como defender que se alían con ciudadanos?

Por tanto solo les queda la abstención y esto por un solo voto deja a Pedro Sánchez como nuevo presidente. Eso si, en una situación precaria en extremo pero que les deja a muchos contentos porque si esto no ocurre, están políticamente muertos.  Además el secretario actual del PSOE que de tonto tiene poco se asegurará que en el debate de investidura se hable y mucho de medidas sociales y de regeneración política. Justo aquello por lo que surge podemos. ¿Se atreverían a votar en contra de sus políticas? No lo creo… aunque con lo que vemos últimamente cualquier cosa es posible.

Si en campaña electoral Podemos dio una lección a todos y tanto el PSOE de Sánchez como Ciudadanos con Rivera cometieron un montón de errores, ahora me parece todo lo contrario. Podemos con su exigencia de la vicepresidencia, su pataleta por la posición de sus escaños y por sus filtraciones de demanda de ministerios está perdiendo el valor que pretendían tener: no ser casta que solo busca puestos. Es justo lo que ellos están haciendo en las últimas semanas. Si tras esto, votasen en contra de un gobierno reformista encabezado por el PSOE correrían el riesgo de  que en nuevas elecciones votantes que han recibido de los socialistas, volviesen a su origen.

Creo que a esto está jugando Pedro Sánchez. Obligar a podemos a facilitarle gobernar sin darle directamente el apoyo, o irse a nuevas elecciones donde argumentar constantemente que Podemos e Iglesias son los culpables de que no existe gobierno progresista.

Pactos electorales basados en la necesidad y el miedo
Pactos post electorales

Pero esto es solo mi quiniela, que no mi deseo. Como decía Jordi Évole en el hormiguero el otro día deseo elecciones nuevas donde seguramente los resultados serán parecidos a estas pero donde los partidos deberían dejar claro que piensan hacer desde la perspectiva política de pactos. Es decir, que exista un punto de legitimidad mayor a los pactos que se den posteriormente. Ahora mismo cualquier pacto será mal visto por muchos votantes.

 

Compártelo con tus contactos:
Share
Quiniela de pactos. Mi porra que no mi deseo

Acuerdos políticos tras elecciones

No había querido dar mi opinión sobre el resultado de las municipales y autonómicas porque consideraba que no habían terminado. Con el resultado de las urnas sin más no se podría hacer una valoración de quién había ganado, quien perdido o quien decepcionaba; había que esperar a cómo acababan constituyéndose las administraciones porque con la fragmentación que resultó, algo estaba por ocurrir.

Pues bien, ahora ya se puede hacer un análisis algo más detallado y para mi se resume en que TODOS han perdido. Vamos al análisis detallado:

PP: Claramente es quién más votos ha conseguido y desde esta perspectiva se podría decir que ha ganado. Sin embargo, ha bajado mucho en voto y a esto hay que añadir que ha perdido gran parte de su poder territorial. Sus políticas de los últimos años ha hecho que se hayan producido pactos a muchas bandas sin más argumento que echarlos. En resumen, para mi es el gran perdedor aun ganando. Y si no que le pregunten al anterior alcalde de Vitoria, Javier Maroto. En su caso es aun más grave ya que encima él si consiguió más votos que en 2011 y aun  así, se va a la oposición.

PSOE: Están vendiendo como un éxito su resultado. Pues bien, han sacado menos votos que en 2011 y en aquella ocasión se consideró una debacle lo ocurrido. En este caso el problema es que están en una dinámica de perdedores, donde además pierden totalmente su identidad. Su foto final está quedando maquillada porque aumentan el poder territorial gracias a pactos a 2, 3 o 4 bandas. Vamos, que gobernarán pero con una inestabilidad tan grande  que en la realidad están en manos de otros. Qué tiempos aquellos en qué este partido centenario era capaz de liderar políticas. Ahora es un club de vividores donde se hace cualquier cosa por una poltrona. De nuevo Álava es un gran ejemplo de esto.

PODEMOS: Para mi otro gran perdedor. Unas expectativas enormes y si bien consiguen unos resultados dignos, deberían sentirse muy decepcionados y preocupados. Si comparan municipales donde se presentaban sin sus siglas y en coaliciones con “todo Dios”, con las que obtienen en las autonómicas bajo su único paraguas, se puede comprobar que ellos por si solos no convencen. Madrid mitad de votos en la comunidad que en la ciudad. En resumen, la gente está indignada pero de ahí a votar a estos hay un trecho de muchos kilómetros. Ahora intentan vender desde sus líderes que el cambio ha llegado gracias a ellos pero los grades éxitos de cambio no son suyos: Madrid, Barcelona y Valencia. Aquí los líderes son algo diferente a podemos, aunque cuenten con su respaldo. Y vuelven los ruidos de sables en la formación pues Pablo Echenique, uno de sus fundadores vuelve a la carga indicando lo equivocado del camino.

Ciudadanos: Entran con fuerza en todo el país pero con mucha menos de lo que las encuestas les decían. No gobiernan en ningún sitio significativo. Ni consiguen “cuota de poder” y encima siguen totalmente identificados con un personalismo absoluto como es el de Albert Rivera. Mal futuro si no consiguen comunicar proyecto en lugar de persona. Sirva de ejemplo un partido tan personalista como UPyD donde solo se conocía a Rosa y ¿dónde está?

Por último y para mi el mayor perdedor de todos: Las empresas demoscópicas. De nuevo no han dado ni una. Pero ni de lejos. Entiendo que no sea fácil con dos fuerzas nuevas y que es complicado acertar, pero lo de equivocarse por tanto tiene mérito. Eso si, tras estas elecciones se han publicado nuevas encuestas cara a las generales y curiosamente las fuerzas emergentes caen fuertemente. ¿Realmente los encuestados han dicho esto? ¿O sencillamente están corrigiendo lo que les sale para aplicar algo más razonable? Que ciudadanos baje del 19-20% de intención al 12-13% en nada de tiempo no tiene sentido. Lo que si lo tiene es que ese valor inicial era totalmente erróneo y el 12% si sea razonable.

¿Y que decir de los acuerdos postelectorales? LAMENTABLES. Se pacta solo por echar al que estaba. Nada de programas. Nada de ideas. Nada de … Sólo cuotas de poder. Una vergüenza que nos afectará a todos y casi sin empezar ya está estallando. Que le pregunten al PNV y PSE en el país vasco. Sin llegar a votar y ya rompen los pactos. ¡Qué no ocurrirá donde sí se ha pactado cuando se sabe que no hay nada que una!

Nos esperan cuatro años por delante de ruido, puñaladas, broncas…

PD: No comento nada de UPyD o IU porque ¿existen?

Pactar con el diablo
Pactar con el diablo
Compártelo con tus contactos:
Share
Acuerdos políticos tras elecciones

Votantes cobardes

Estamos acercándonos al final de la campaña de las municipales, o de la primera vuelta de las generales como parecen transmitir todos los partidos. Pues bien, como parecen indicar las encuestas esos dos nuevos partidos de ámbito nacional como son Ciudadanos y Podemos (o como se llamen en cada sitio) parecen confirmarse como alternativas, o al menos parece que irrumpirán con fuerza en los diferentes escenarios.

Eso si, según avanza el tiempo de campaña y se van publicando nuevas encuestas, parece que su presencia se viene poco a poco a menos. Y en mi opinión esto se debe exclusivamente a la cobardía de los votantes. Tomos somos más o menos iguales; de boquilla “estamos cansados de los de siempre”, “hace falta una alternativa real”, etc. Pero según se acerca el momento de la verdad… ¡cuánto nos pesa la papeleta de otros!

Ya lo decía Toshack, antiguo entrenador de la real: “El lunes tras venir de una derrota pienso que en el próximo partido voy a cambiar a los once. A mitad de semana igual solo a 3 o 4. Pero al llegar el día del siguiente encuentro juego con los mismos once cabrones de siempre

Pues bien, esta situación parece estar también en la cabeza de los votantes que desde hace un año vienen anunciando progresivamente una revolución pero según nos acercamos al domingo, los dos de siempre parecen repuntar.

Veremos que ocurre realmente el domingo pero si no sorprende el PP volverá a ganar en una amplísima mayoría de localidades. Perderá votos, perderá algún feudo significativo, pero en lo general seguirá triunfando. Y lo hará porque en los ayuntamientos gobierna la lista más votada si nadie consigue los apoyos suficientes que le otorguen una mayoría absoluta. ¿Alguien se imagina acuerdos en masa a 3 o a 4 incluyendo a PSOE, Podemos, C’s, IU, etc.? Pues yo lo dudo mucho así que los de siempre seguirán.

Y luego no podremos lamentarnos porque somos nosotros, los ciudadanos cobardes quienes con nuestros votos ratificaremos de nuevo a quienes llevan años y años defraudándonos.

En fin, espero equivocarme y que de verdad cambien quienes gobiernan. A ver si al menos el aire fresco nos hace tener de nuevo ilusión por lo que vendrá.

votamos a los de siempre por miedo al cambio
votamos a los de siempre por miedo al cambio – Imagen obtenida en generadormemes.com
Compártelo con tus contactos:
Share
Votantes cobardes