El golf como herramienta de relax

Pues si, aunque no lo parezca intento jugar al golf y con un objetivo muy sencillo: relajarme y desconectar.

Yo juego en un pitch&putt a las afueras de vitoria por lo que no me lleva mucho tiempo hacer el recorrido. 9 hoyos los termino en unos 45 minutos y en ese tiempo consigo desconectar del día a día de mi trabajo y a la vez me doy un buen paseo; a fin de cuentas de esos 45 minutos, 30 o más son andando. Resumen, un agradable paseo y libero la mente. ¿Se puede pedir más?

Pues parece que si. Hasta ahora con esto era feliz pero desde hace unas semanas me ha entrado una fiebre competitiva y una necesidad imperiosa de mejorar.  Y aquí es donde mi objetivo de usar el golf como herramienta de relajación empieza a fallar. Y lo hace porque mi progresión en la calidad del juego no solo se ha frenado en seco, sino que ha retrocedido cual cangrejo. ¿Una mala racha? Pues espero que así sea porque como siga sin obtener resultados voy a pasar del estrés del trabajo, al estrés del deporte.

En cualquier caso recomiendo a todo el mundo este deporte para limpiar la mente. Hay quien dirá que es un deporte caro y para pijos pero esto era antes. Ahora es un deporte bastante asequible, no es el más barato del mundo, pero tampoco tendrás que hipotecarte para practicarlo. Y lo de para pijos… cualquiera que me conozca estará de acuerdo que calificarme a mi de pijo es algo bastante surrealista 🙂

Y ahora me voy a practicar un poco mi swing perdido para ver si consigo volver a ser un golfista amateur potable, y no el desastre que pisa un campo de golf.

Y está va a ser mi aspiración del nuevo mes que arranca mañana, conseguir mejorar mi handicap.

PITCH & PUTT COFRENTES
Imagen obtenida del PITCH & PUTT COFRENTES

 

 

Compártelo con tus contactos:
Share
El golf como herramienta de relax

Vacaciones y enfermedad van de la mano

Por fin lo he conseguido. Me he cogido una semanita de vacaciones y como no podía ser de otra manera, las defensas de mi cuerpo también lo han hecho. Ha sido salir de la oficina y empezar a toser, aumentar mi dolor de cabeza y mi nariz se ha convertido en un surtidor.

Vale, se que no es algo que guste leer pero es frustrante que siempre me pase lo mismo.

Ahora toca definir que hago en esta semana. Tenía previsto irme unos días a Galicia a un balneario con campo de golf a disfrutar del relax. Mi plan, levantarme sin despertador, ir a jacuzzi, recibir un masaje terapéutico, comer algo rico de aquella zona y a la tarde hacer 18 hoyos.

Pues bien, parece que este plan se tuerce. Lo de los hoyos se va a hacer complicado porque entre mi malestar general y que vuelven a anunciar lluvias…

Vamos, que la próxima vez que quiera vacaciones primero espero a ponerme enfermo y cuando me recupere, en ese momento me marcho.

Eso si, Murphy se aliará con todos los astros y me veo sin pillar un catarro los próximos 10 años. Se aceptan apuestas.

coger vacaciones y catarro van de la mano
coger vacaciones y catarro van de la mano
Compártelo con tus contactos:
Share
Vacaciones y enfermedad van de la mano