Quiniela de pactos. Mi porra que no mi deseo

Estos días viendo a todos nuestros políticos hablando (o no) entre ellos me surge la gran duda de quien acabará gobernando. Es época de quinielas sobre posibles pactos y aquí la mía. Espero que haya elecciones pero creo que gobernará el PSOE en solitario aunque con el apoyo en la investidura de varias formaciones.

Veamos si esto es posible. Para ello es simple matemática, tener más votos a favor que en contra. Sumemos:

  • VOTOS en contra seguros los del PP, UPN y Foro Asturias para un total de 123
  • VOTOS a favor seguros son los del propio PSOE y Nueva Canarias: 90

 

A partir de aquí el PSOE necesita conseguir 34 votos positivos extra y uno más por cada negativo extra que surja.

La gran apuesta de Sánchez es conseguir el voto favorable de Ciudadanos. Esto ya le da 40 votos extra. El cómo conseguirlo es lo que a priori parece más complicado pero es mi apuesta; al final el grupo de Rivera votará a favor de la investidura aunque manteniéndose en la oposición. Y lo harán por dos motivos fundamentales:

  1. Dirán que lo hacen por el bien de España y que repetir elecciones no nos lleva a nada
  2. Pero realmente lo harán porque de repetirse elecciones corren el riesgo de que su voto se mueva al PP. Necesitan tiempo de legislatura donde demostrar que realmente son una alternativa a los populares y solo tienen este camino para ello

Balance aquí, 130 a favor, 123 en contra y 97 por posicionarse.

En esta situación el PSOE necesita un guiño a la izquierda para poder vender de verdad un ideario progresista. Aquí es relativamente sencillo sumar otros 3 votos extra: IU (o cómo se llame ahora) y Coalición canaria. Los canarios con que no esté Podemos les basta para apoyarle. Y a IU te lo ganas si prometes una reforma electoral donde el reparto territorial quede minimizado. Ellos dirán que quieren políticas sociales pero la realidad es que por su supervivencia les bastará con que el sistema D’hont se corrija y en estos momentos incluso a los de Ferraz les puede interesar.

Nuevo balance: 133 a favor, 123 en contra y 94 a falta de posicionarse.

¿Y qué harán los nacionalistas? Si el PSOE quiere el voto de ciudadanos tendrá que haber renunciado a su apoyo. Creo que esto derivará en que ERC (9), DiL o antigua CIU (8) y BILDU (2) votarán en su contra. Y creo que además le interesa este voto en contra por salud interna.

Esto deja un balance en los pactos de 133 a favor y 142 en contra. 75 aun por definirse.

Y aquí empieza la clave: cómo conseguir 10 votos entre esos 75 restantes y que el resto se abstenga.

A favor tendrá que ser forzosamente PNV (6). Otro partido que en estos momentos no está nada interesado en nuevas elecciones. Tiene un gran riesgo de pérdida de posiciones hacia Bildu y Podemos por lo que votará a favor. Le costará al PSOE darle algún favor pero lo hará gustoso y ciudadanos no pondrá excesivas pegas.

¿Y los 4 restantes? Pues para mi es Compromis. Vale que se presentaron en coalición con Podemos pero la chulería y actitud de Iglesias no les está convenciendo nada. Además los actuales pactos en Valencia pesan mucho ya que tanto a los socialistas como a lo de Mónica Oltra les va mucho en seguir llevándose bien. Sus 4 parlamentarios dejan al PSOE en mayoría simple a falta de que Iglesias se posicione porque tan solo quedarían por posicionarse los 65 parlamentarios del grupo de podemos.

Lo que harán es impredecible ya que aunque se intente vender como bloque homogéneo no lo son. Siguen ahí dentro los pactos con las mareas gallegas y los catalanes afines a la alcaldesa de Barcelona.

Si votan en contra, tendrán difícil explicar a sus votantes que con su posición han abocado al país a unas nuevas elecciones con altas posibilidades de que el PP vuelva a gobernar. Rajoy seguramente cayese de la cabeza del cartel y esto unido a un suelo electoral firme, y al retorno de votantes de ciudadanos les dejaría muy bien para lograrlo.

Votar a favor tampoco lo harán porque ¿como defender que se alían con ciudadanos?

Por tanto solo les queda la abstención y esto por un solo voto deja a Pedro Sánchez como nuevo presidente. Eso si, en una situación precaria en extremo pero que les deja a muchos contentos porque si esto no ocurre, están políticamente muertos.  Además el secretario actual del PSOE que de tonto tiene poco se asegurará que en el debate de investidura se hable y mucho de medidas sociales y de regeneración política. Justo aquello por lo que surge podemos. ¿Se atreverían a votar en contra de sus políticas? No lo creo… aunque con lo que vemos últimamente cualquier cosa es posible.

Si en campaña electoral Podemos dio una lección a todos y tanto el PSOE de Sánchez como Ciudadanos con Rivera cometieron un montón de errores, ahora me parece todo lo contrario. Podemos con su exigencia de la vicepresidencia, su pataleta por la posición de sus escaños y por sus filtraciones de demanda de ministerios está perdiendo el valor que pretendían tener: no ser casta que solo busca puestos. Es justo lo que ellos están haciendo en las últimas semanas. Si tras esto, votasen en contra de un gobierno reformista encabezado por el PSOE correrían el riesgo de  que en nuevas elecciones votantes que han recibido de los socialistas, volviesen a su origen.

Creo que a esto está jugando Pedro Sánchez. Obligar a podemos a facilitarle gobernar sin darle directamente el apoyo, o irse a nuevas elecciones donde argumentar constantemente que Podemos e Iglesias son los culpables de que no existe gobierno progresista.

Pactos electorales basados en la necesidad y el miedo
Pactos post electorales

Pero esto es solo mi quiniela, que no mi deseo. Como decía Jordi Évole en el hormiguero el otro día deseo elecciones nuevas donde seguramente los resultados serán parecidos a estas pero donde los partidos deberían dejar claro que piensan hacer desde la perspectiva política de pactos. Es decir, que exista un punto de legitimidad mayor a los pactos que se den posteriormente. Ahora mismo cualquier pacto será mal visto por muchos votantes.

 

Compártelo con tus contactos:
Share
Quiniela de pactos. Mi porra que no mi deseo

Pedro Sánchez y su modo de liquidar al PSOE

Hoy al llegar a casa me he enterado de la que ha liado Pedro Sánchez en un PSOE y PSM en estado de liquidación: HA ACELERADO EL PROCESO

Tras su decisión nada explicada y que ignora la decisión tomada por los militantes de ese partido sencillamente finiquita toda su credibilidad como POLÍTICO y acelera su suicidio político. Hay que recordar que los militantes en un proceso democrático optaron por Tomás Gómez para dirigir al PSM y para ser el candidato a Madrid. Están en su derecho de equivocarse.

Socialismos que ¿une?
Socialismos que une – Fuente EFE

 

Para mi un político es aquel que aspira a representar a la ciudadanía y a defender sus intereses generales desde el diálogo. Pues parece que ni dialogo, ni respeto a la ciudadanía ni a la militancia. Quienes tenían que escoger en Madrid lo hicieron por Tomás y su equipo. Ferraz no es quien para ignorar la decisión de la militancia.

Aquí el señor Sánchez ha equivocado el orden. En lugar de suicidarse el sólito como primera opción, ha optado por liquidar aquello que debería amar y defender. Ahora solo espero que al menos termine su proceso y anuncie su dimisión inmediata.

Con esta petición no defiendo en absoluto la gestión del Sr. Gómez. Los datos dejan bien a las claras que no es un líder, que el ayuntamiento que gestionó dilapidó dinero, que su número dos en Parla parece ser un chorizo (presunto dirían en la TV) y él no se enteró, etc. Tampoco parece que tenga posibilidades reales de gobernar en su comunidad. Pero lo que es seguro es que lo que han hecho esta mañana con él y con toda su directiva es un atropello en toda regla.

Creo firmemente que cualquier sombra de corrupción debe ser motivo para abandonar la política pero aquí no se da este caso. Como mucho incompetencia pero esto es algo que deben valorar los militantes y no una dirección nacional.

El PSOE en todas sus estructuras tiene que redefinirse totalmente. Tiene que cambiar caras, actualizar políticas y acercarse a la gente. Pero hay que hacerlo desde la coherencia, el sentido progresista y sobre todo hacerlo con personas capacitadas para ello. Épocas recientes y sus políticas alejaron a este partido centenario de la gente, y en el presente actúa en el populismo más barato, y en la ausencia de criterio. Y esto afecta a Ferraz y a TODAS las federaciones.

Este partido tiene que buscar nuevos referentes y nuevas ideas. Tiene que escoger entre los mejores. Y tiene a los mejores en sus filas. La pregunta es por tanto, por qué lleva años haciendo buenos a los predecesores.

En 1979 este partido se redefinió abandonando el ideario marxista y esto supuso un gran empuje social. Es el momento de redefinirse de nuevo. De no hacerlo caerá en la irrelevancia más absoluta. Aun está a tiempo de hacerlo y solo hace falta alguien con ideas claras que se ponga a ello. ¿Opciones?

PD: Temo que las opciones serán de nuevo Susana Díez, Patxi López, Carme Chacón o Eduardo Madina. Ninguno me convence y desde luego los dos primeros nada en absoluto.

Compártelo con tus contactos:
Share
Pedro Sánchez y su modo de liquidar al PSOE