Una semana recorriendo Marruecos

Este lunes regresé de disfrutar de una semana recorriendo Marruecos. Ha sido un experiencia increible en varios aspectos:

Primero, porque necesitaba un tiempo de desconexión mental de mi vida profesional. Los últimos 5 años de trabajo han sido muy duros y haber cambiado de trabajo en el último mes, sin descanso en medio no había ayudado a despejar mi mente.

Segundo por la experiencia. Se trataba de un viaje organizado por un amigo fotógrafo y un bloguero amigo suyo. El objetivo del viaje era una semana de curso de fotografía descubriendo Marruecos con una mirada diferente.

Nuestro organizador Sergui Otegi de nadaincluido.com y nuestro profesor Rober Tomás de robermasfoto.com
Sergio Otegi de nadaincluido.com y Rober Tomás de robertomasfoto.com

Y tercero por la fenomenal experiencia de irse de vacaciones con completos desconocidos, y que tras una semana de convivencia son parte de una nueva familia.

Agradecer a todos esta semana que ha sido una experiencia increíble. No conocía Marruecos pero estoy convencido que muchos que lo han visitado, no lo conocerán jamás como nosotros lo hemos visto y vivido. Una mirada diferente a las personas, al modo de vivir, a su forma de ser…

Y si, también hemos vivido y disfrutado de un turismo más tradicional, pero siempre con una perspectiva diferente. Donde hemos intentado mirar con otra mirada, y hemos descubierto desde unos cielos increíbles, a unos ambientes muy especiales. Obviamente siempre ayuda dormir en el desierto y mirar un cielo totalmente libre de contaminación lumínica que dan las grandes ciudades.

En resumen, con unas ganas locas de volver a hacer otro viaje similar a este. Igual con la misma nueva familia, igual con otra nueva por descubrir.

Pero eso si, gracias a todos los que me habéis acompañado en esta experiencia

Foto cortesía Sergio Otegi de nadaincluido.com
Compártelo con tus contactos:
Share
Una semana recorriendo Marruecos

Agosto, vacaciones y el punto y aparte en el trabajo

Agosto es el mes de vacaciones por excelencia. Todo el mundo se va a descansar y relajarse poniendo fin a un año de agotamiento y estrés.

Y este descanso que seguro es muy merecido hace que un país como el nuestro prácticamente se paralice.

Yo soy de los que en este mes trabajo y lo hago a gusto porque el nivel de tensión y estrés baja, se trabaja a gusto en la oficina, hay menos gente que te interrumpe y fruto de ello, se rinde mucho más.

Es un mes para preparar el final de año que vendrá cargado de oportunidades y proyectos. Un mes para reordenar ideas, revisar procesos y optimizar recursos.

Un mes en el que en definitiva da gusto trabajar. Esta es mi opinión y no entiendo como muchas empresas de este país siguen cerrando el mes por vacaciones. Lo entiendo para empresas de hasta 3-4 trabajadores pero que hoy en día esto sigan haciéndolo empresas medianas de más de 10 empleados me parece una pérdida de oportunidad, una pérdida de servicio al cliente y un cierto grado de maltrato al empleado ya que le obligan a parar todo un mes cuando igual para él no sería lo conveniente.

Esto es simplemente mi opinión pero sirva esto como ejemplo: estoy mirando piso para comprar y alguna inmobiliaria me dice que si alguno de los que veo me interesa, hacemos los papeles en septiembre. A la vez y en las visitas, los dueños de los pisos te dicen que o se hace en agosto, o que en septiembre alquilarán el piso. Un buen ejemplo de cómo alguna inmobiliaria está perdiendo negocio, se lo dicen en la cara y aun así se mantienen en su postura. Luego cerrarán porque no tienen ventas o protestarán porque los clientes usemos cada vez menos sus servicios y contactemos directamente con propietarios a través de portales web.

agosto, abierto por vacaciones

Compártelo con tus contactos:
Share
Agosto, vacaciones y el punto y aparte en el trabajo

Vacaciones y enfermedad van de la mano

Por fin lo he conseguido. Me he cogido una semanita de vacaciones y como no podía ser de otra manera, las defensas de mi cuerpo también lo han hecho. Ha sido salir de la oficina y empezar a toser, aumentar mi dolor de cabeza y mi nariz se ha convertido en un surtidor.

Vale, se que no es algo que guste leer pero es frustrante que siempre me pase lo mismo.

Ahora toca definir que hago en esta semana. Tenía previsto irme unos días a Galicia a un balneario con campo de golf a disfrutar del relax. Mi plan, levantarme sin despertador, ir a jacuzzi, recibir un masaje terapéutico, comer algo rico de aquella zona y a la tarde hacer 18 hoyos.

Pues bien, parece que este plan se tuerce. Lo de los hoyos se va a hacer complicado porque entre mi malestar general y que vuelven a anunciar lluvias…

Vamos, que la próxima vez que quiera vacaciones primero espero a ponerme enfermo y cuando me recupere, en ese momento me marcho.

Eso si, Murphy se aliará con todos los astros y me veo sin pillar un catarro los próximos 10 años. Se aceptan apuestas.

coger vacaciones y catarro van de la mano
coger vacaciones y catarro van de la mano

Compártelo con tus contactos:
Share
Vacaciones y enfermedad van de la mano