Vacaciones y enfermedad van de la mano

Por fin lo he conseguido. Me he cogido una semanita de vacaciones y como no podía ser de otra manera, las defensas de mi cuerpo también lo han hecho. Ha sido salir de la oficina y empezar a toser, aumentar mi dolor de cabeza y mi nariz se ha convertido en un surtidor.

Vale, se que no es algo que guste leer pero es frustrante que siempre me pase lo mismo.

Ahora toca definir que hago en esta semana. Tenía previsto irme unos días a Galicia a un balneario con campo de golf a disfrutar del relax. Mi plan, levantarme sin despertador, ir a jacuzzi, recibir un masaje terapéutico, comer algo rico de aquella zona y a la tarde hacer 18 hoyos.

Pues bien, parece que este plan se tuerce. Lo de los hoyos se va a hacer complicado porque entre mi malestar general y que vuelven a anunciar lluvias…

Vamos, que la próxima vez que quiera vacaciones primero espero a ponerme enfermo y cuando me recupere, en ese momento me marcho.

Eso si, Murphy se aliará con todos los astros y me veo sin pillar un catarro los próximos 10 años. Se aceptan apuestas.

coger vacaciones y catarro van de la mano
coger vacaciones y catarro van de la mano
Compártelo con tus contactos:
Share
Vacaciones y enfermedad van de la mano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *